Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Asiana Nextdoor

20090624103556-asiananextdoor.jpg

El pasado sábado fui a cenar con mi pareja a este restaurante. Aunque no somos muy dados a la comida asiática, habíamos cenado en una ocasión en Asiana (el "hermano mayor") y nos gustó mucho así que decidimos ir a ver como estaba.

El local (que ocupa el local vecino a la tienda de antigüedades que da cobijo a Asiana, de ahí su nombre "Asiana Nextdoor") no es muy grande y consta de una zona con la barra (pequeña) y una serie de mesas a la entrada, una pequeña sala de paso con algunas mesas y otra sala que es una especie de pasillo con un aparador para los camareros a un lado y los baños al otro al principio y seis mesas a continuación, que lleva hasta la cocina (en realidad es una ventana de la cocina por la que se ven salir los platos y evolucionar al equipo de Jaime Renedo). Afortunadamente nos dieron una mesa en dicho pasillo y casi al final, donde se está más tranquilo. La decoración está bien, con paredes en ladrillo visto y cuadros y elementos que parece que han tomado "prestados" de la tienda de antigüedades anexa y que están todos a la venta (creo, ya que incluso la grandísima fotografía impresa en aluminio que teníamos junto a nuestra mesa tenía una etiqueta, imagino que con con el precio). Las mesas son en diferentes tonos de madera y la vajilla (de inspiración oriental, por supuesto) muy original. El único pero es que las sillas son demasiado altas para las mesas a mi entender (las piernas caben justitas entre la parte de abajo de la mesa y la silla).

El servicio fue bastante bueno. Te explican los platos (se extienden si se lo solicitas) y trabajan con rapidez. De hecho, el principio del menú fue excesivamente rápido (y no sólo nos pasó a nosotros, ya oímos como una camarera decía a la cocina que una mesa había pedido que fuesen más despacio). A nosotros se nos acumularon los cuatro primeros entrantes, ya estábamos esperando a que nos sirviesen el vino y empezaron a llegar con mucha rapidez los platos. El servicio del vino fue muy bueno, probando a ver si era mejor decantar (que lo era) y la camarera muy atenta a si necesitábamos que nos sirviesen vino, ya que el decantador no lo dejaron en la mesa.

En cuanto a la comida, de inspiración asiática con toque peruanos como digo, se puede elegir entre un menú degustación prefijado (a 35€) o comer de "picoteo" eligiendo raciones. Como no conocíamos ningún plato de la carta de raciones y parecía que no había más que un plato de pollo decidimos pedir el menú degustación. el menú fue el siguiente:

  • Choritos con Nam Jim (un mejillón para cada uno con una salsa que estaba muy bueno)
  • Kimuchi de Zamburiñas (trozos de zamburiñas cocinados muy ricos, servidos sobre un trozo de lima que deja su sabor al comerlos directamente de ahí)
  • Ensalada Vietnamita de Pollo, Mango y Hierbabuena, con aderezo de cacahuete (una especie de rollitos que afortunadamente saben más a cacahuete con toques de hierbabuena que a pollo)
  • Tiraditos del día (nos tocó de Corvina, muy bueno)
  • Spring Roll de Cerdo Ibérico y Langostinos (vienen acompañados de unas hojas de lechuga y una serie de hierbas aromáticas de manera que se envuelve el rollito y las hierbas que quieras con la hoja de lechuga y se moja en una salsa muy rica para comerlo)
  • Satay con coco lima-chili (pequeños pinchos de ¡¡pollo!! que se mojan en la salsa de coco, lima y chili con lo que afortunadamente no saben nada a pollo...)
  • Cazuela del día (nos tocó una sopa picante de caldo de pollo con una pasta rellena de gambas y setas. Muy rico, aunque con el picante se "suda la camiseta"...)
  • Curry Tailandés de ternera (supuestamente lo más picante, pero al ser después de la sopa no nos pareció tanto. Muy rico).
  • Un Postre a elegir para los dos. Elegimos Sharoni (trozos de mango) salteados con Sorbete de Manzana Ácida (buenísimo) y Espuma Mascarpone Wasabi.

En resumen, un buen menú para los que gusten de este tipo de comida. Para mi gusto, una vez de vez en cuando no está mal, aunque desde luego no es para comerlo a diario.

Para acompañar, elegí de la corta pero original carta de vinos uno por su original nombre y que resultó fantástico. Se trata de un vino D.O.C. Rioja, Ganko el cabezota 2007. Un vino de autor realizado por el joven enólogo francés Olivier Rivière y que me gustó mucho, aunque una comida tan especiada y con tanto picante no sea lo mejor para apreciar un vino. Así todo me pareció un vino con muy elegante en nariz y muy amplio y elegante en boca. Intentaré probarlo si lo encuentro de nuevo. Por cierto, que su precio es de 34€.

Para terminar dos cafés.

Todo esto (junto con dos cervezas de aperitivo, que por cierto es Alhambra, y una botella de agua) por 127,33€ un precio bastante bueno para esta cena.
En resumen, un gran sitio para los que les guste la comida asiática pero que también merece la pena probarlo si no te gusta en exceso (como a mi).

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo)

Local: 8

Comida: 7.5

Servicio: 9

Precio: 40-65€/pers.

Ficha:

Asiana Nextdoor

Dirección: Travesía de San Mateo, 4

Localidad: Madrid

Distrito: Centro

Metro:  Alonso Martínez

Teléfono: 913100965

Días de cierre: Domingos Noche y Lunes.

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

gravatar.comAutor: will

bien cn tu websitte

Fecha: 26/11/2009 19:19.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris