Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Lamucca

20090323144040-lamucca-2.jpg

Este viernes pasado, y dado que ninguno nos cogíamos el puente de San José, salimos a cenar de nuevo el trío habitual. En esta ocasión elegí este restaurante situado en el barrio de Malasaña (también llamado Maravillas o Universidad, que es su nombre oficial-parece ser que por la universidad de San Bernardo-), en una pequeña plaza junto a la calle del Pez (y ya se sabe que "Quien compra en la calle del Pez, bien sabe lo que se pesca"), eso sí, tras un ligero susto ya que a las 8 de la tarde me llamaron para decirme que no habían tomado mi nombre cuando hice la reserva y que ya no quedaba sitio en la zona de no fumadores. Tras insistir un poco nos dieron una mesa redonda pequeñita (que era obviamente para dos personas), pero en la que pudimos "acomodarnos" (y menos mal, porque por lo que pudimos ver luego la zona de fumadores consistía en unas cuantas mesas largas y altas, que se comparten, cosa que me gusta mucho menos para cenar, especialmente lo de que sean mesas altas). Eso sí, al llegar nos pidieron disculpas por su error y por tener que compartir esa mesa tan pequeña.

El local tiene una decoración digamos "industrial", con paredes en ladrillo visto, conductos de aire acondicionado a la vista y mobiliario digamos ecléctico (que además está en venta y tiene los precios puestos, no en vano el lema dellocal es "come, bebe y llévate los muebles"). En resumen diría que es un local muy amplio y agradable y la única pega que pondría es el volumen de la música que estba un poco alto para mi gusto (sobre todo mientras cenábamos, ya que además ponán "chill-out", tipo de música que odio).

El servicio fue bastante bueno, sólo tardaron un poco en tomarnos nota del postre y, una vez más, se disculparon por ello ya que estaban hasta arriba.
En cuanto a la comida, hay que decir que es una carta como el mobiliario, ecléctica, con platos de todas las partes del mundo recopilados por su chef Matthew Kenney. Para comenzar compartimos (y gracias a las sugerencias del camarero que nos atendió y que parecía el jefe de sala) Los Nachos de la Teki (que ya avisan que pican, aunque no mucho) que estaban realmente buenos y el Mezze (Hummus, Tabulé y Babaganouche) que también estaban muy buenos (a mi me gustó especialmente el Tabulé).

De segundo plato tanto José Antonio como yo nos decidimos por el Tataki de Atún al gengibre (que estaba realmente bueno, en su punto perfecto)  mientras que mi pareja se decidió por la Hamburguesa de Ternera con queso Gorgonzola, de gran tamaño y bastante sabrosa al parecer.

Como vino escogí de la (corta) carta de vinos uno de D.O. Priorato con nombre curioso, 2πr 2006, vino que estaba muy bueno, con buen cuerpo como corresponde a un priorato y bastante redondo (no podía ser de otra forma, con ese nombre...), y con un buen precio, 25€.

De postre volvimos a coincidir José Antonio y yo y nos decidimos por uno que estaba fuera de carta, Brownie con Vodka de Chocolate. Muy bueno, brownie casero con un chupito de vodka de chocolate que realmente sabe (y sobre todo huele) a chocolate.

Todo esto (junto con un par de cervezas de aperitivo) por 106,50€, un precio bastante bueno.

Comentaré además que nos pasamos a la zona del bar a tomar una copa de la bien surtida (al menos en ginebras, ya que tenían Citadelle, Citadelle Reserva-primera vez que la veo-, Hendricks,) donde yo me tomé el inevitable Gin-Tonic de Citadelle (lamentablemente con tónica Schweppes) y José Antonio un Mojito (de buen tamaño, por cierto). Afortunadamente se produjo un cambio de música a una más escuchable (éxitos de los 80 sobre todo), lo que hizo más agradable la copa.

Siguiendo con el tema de la ginebra nos comentaron que tienen un menú maridado con cócteles calientes de ginebra Hendricks y que sirven los primeros martes de cada mes, que denominan "Hot & Hot by Hendricks" y que tenemos intención de probar si podemos.

En resumen, buen sitio para ir a cenar si se está por la zona o para tomar una buena (y no muy cara) copa. además, la cercanía de los Teatros Alfil y Lara junto con su horario (contínuo de 12:00 a 1:30 todos los días , Viernes y Sábados hasta las 2:00) hacen que sea un sitio interesante para cenar después del espectáculo.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local: 7

Comida: 7.5

Servicio: 7.5

Precio: 30-40€/pers.

Ficha:

Lamucca

Dirección: Plaza Carlos Cambronero, 4

Localidad: Madrid

Distrito: Centro

Metro: Callao, Gran Via, Tribunal y Noviciado

Teléfono: 91 5210000

Página Web: http://www.lamucca.es/

Días de cierre: No cierra.

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris