Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante El Bohío

20090504004803-botellas.jpg

Como resultado de la última cena maridada narrada en este blog, surgió esta comida que tuvo lugar el pasado jueves. En total nos dimos cita siete personas (todos hombres una vez más...).
El local está decorado bastante clásico, pero la vajilla, copas, vasos, mantelería son muy buenos, acordes con un local de este nivel  (y precio).

El servicio fue muy bueno, como corresponde a un restaurante de ésta categoría,también es cierto que sólo había dos mesas, la nuestra y otra con una pareja, pero en cualquier caso la atención fue excelente en todo momento.
Eso sí, lo mejor de todo (como debe ser en un restaurante)fue la comida. Nos dejamos llevar ("que nos ponga Pepe de comer y tú de beber" le dijimos al sumiller). Comenzamos por un vino blanco de Toledo (D.O. La Mancha), Blas Muñoz 2007, de uva chardonnay, que estaba realmente bueno y del que nos bebimos dos botellas. Para comenzar con la comida, nos pusieron una Sopa de Navajas y hierbas, que estaba excelente, seguido de un plato de Chipirón, Espinacas y jugo de Sésamo (muy sabroso este plato).

A continuación comenzamos con el vino tinto y nos pusieron un vino D.O. Toro, Estancia de Piedra Azul 2006, un buen vino de los que se hacen desde hace algún tiempo en Toro y que no tiene nada que ver con los tradicionales vinos de la zona (otras dos botellas nos bebimos finalmente). Al principio estaba un poco cerrado, pero mejoró y acabó siendo un vino muy elegante. Con este vino nos pusieron un plato de Huevo, Espárragos Blancos y Caldo de Verduras que estaba realmente bueno. La textura crujiente de los espárragos le daba un toque muy bueno al plato. A continuación vino otro plato que nos encantó: Ropa Vieja con el caldo del cocido (que venía en un chupito a parte para que cada uno se lo tomase a su gusto). Tras consultar al maitre creo que todos optamos por mojar la ropa vieja con el caldo (que además estaba ardiendo, y así se templó más rápidamente), resultando un plato exquisito, de sabores tradicionales y presentación novedosa.

Restaurante El Bohío

Tras esto cambiamos de vino y nos abrieron un vino de D.O. Méntrida, Malpaso 2006, un Syrah que estaba muy bueno (otras dos botellas). Con este vino tomamos las Colmenillas con Gnoqui de queso y sopa de queso, un plato fabuloso que nos encantó a todos (a mi fue probablemente el que más me gustó, en dura pugna con la presa que comentaré más adelante). A continuación degustamos el primer palto "fuerte" de la comida, Mero con Albóndigas de Ajo y Pan, excelente, con un punto perfecto en el pescado y sabor en conjunto delicioso (las albóndigas complementaban al mero a la perfección).

Mientras acabábamos el mero (y para terminar) nos abrieron un D.O. Ribera de Duero, Torresilo 2005, aunque la segunda botella estaba algo acorchada (el único punto negativo de la comida). Para finalizar (sin contar los postres, claro) nos trajo otro de los platos que más gustaron (al menos a mi), la Presa de Ibérico con Regaliz y Manzana. Espectacular el resultado de la presa con la salsa de regaliz (que tiene todo el sabor a regaliz) y la manzana. Una combinación tan buena como sorprendente.

Para terminar con el menú, nos abrieron una botella (sí, esta vez sólo una) de un vino tinto dulce para acompañar los postres, Olivares 2006, Monastrell de D.O. Jumilla, que estaba realmente bueno. Los postres fueron: Uvas y Helado de Yogur (postre sorprendente ya que llevaba unos tros de uva, el helado y unas bolas blancas que al comerlas "explotaban" con un sabor a uva que no esperas, delicioso) y la Leche Frita con Helado de Leche, que estaba simplemente espectacular, y lo dice un enamorado de la leche frita... un final digno de una gran comida.

Tras esto, los correspondientes cafés y las rondas de copas (creo recordar que fueron tres) que constaron (cada una, aunque en la última yo me pasé a la coca-cola por eso de que había que conducir...) de 3 Gin-Tonic de The London Gin y 2 de Citadelle (todos con tónica Fever Tree, por supuesto) y un par de cubalibres de Zacapa Centenario.

Sólo decir que nos levantamos de la mesa a eso de las 8 de la tarde.

Todo esto por 120€ por barba, precio acorde para todo lo que nos comimos y bebimos (faltan por comentar las cervezas y vino de aperitivo que nos tuvimos que tomar mientras llegaba el último integrante en personarse).
En resumen, un restaurante al que merece la pena acercarse, aunque el tema de los controles de alcoholemia hga plantarse a mucha gente el salir a comer a sitios donde sea necesario coger el coche. Yo desde luego que volveré, aunque no se cuando será.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local: 8

Comida: 9.5

Servicio: 9.5

Precio: 90-150€/pers.

Ficha:

El Bohío

Dirección: Avda. de Castilla-La Mancha, 81

Localidad: Illescas (Toledo)

Teléfono: 925511126

Días de cierre: Domingos y  festivos.

Enlace al Mapa

 

 

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

gravatar.comAutor: josemanuel

Muy ajustado a la realidad este relato. La comida fue magnifica, la conversación animada y entrañable.Lo malo es lo de conducir a la vuelta

Fecha: 07/05/2009 18:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris