Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Patrick Guilbaud (Dublín, Irlanda)

20100909195853-patrick-guilbaud.jpg

Como restaurante para nuestra cena del sábado en Dublín habíamos elegido (lo llevávamos reservado desde España) este restaurante que pasaba por ser el mejor de Irlanda (al menos es el único con dos estrellas Michelin). Lo elegí como segunda opción porque el que más me había llamado la atención tras mis pesquisas era "One Pico" (Ver reseña), pero por un error con el Google Maps (que lo situaba lejos del centro) preferimos reservar en uno más céntrico.

El restaurante está situado en un hotel de lujo y la sala es espaciosa, con un techo muy alto y una separación entre mesas buena. El equipamiento (mantelería, vajilla, etc.) era también de buen nivel, a excepción de las copas que no me parecieron nada del otro mundo (por el precio que se paga, sobre todo en los vinos, que menos que tener una copas Riedel...).

El servicio fue lo peor de la velada con diferencia. Pese a la correcta cantidad de camareros (y de sumilleres, ya que al menos había dos con delantal de sumiller) el servicio no fue todo lo bueno que cabe esperar, ya que en algunas ocasiones que queríamos algo nos fue dificil que alguien nos mirase y nos hiciese caso. Además cuando pedimos los entrantes dijimos claramente que eran para compartir y el maitre lo anotó (o al menos lo confirmó en voz alta). Sin embargo, cuando nos cambiaron los cubiertos tras los aperitivos, nos extrañó que nuestros cubiertos eran diferentes (unos de carne y otros de pescado) por lo que intentamos quejarnos porque nos "olíamos" que no nos los iban a traer para compartir, pero fue una de las ocasiones en las que la atención a nuestra mesa fue nula. Pues bien, cuando llegaron los entrantes nos pusieron uno a cada uno (a mi el Foie y a mi pareja las Vieiras, cosa que no sabemos como la dedujeron ya que yo pedí ambos y como  digo especifiqué que eran para compartir). Cuando les dijimos a los camareros que se habían equivocado y que habíamos pedido ambos para compartir ni cortos ni perezosos dijero: ¡Ah! Pues los ponemos al medio... nos trajeron dos perqueños platos y ya. Cada uno con nuestros cubiertos diferentes, en fin, un desastre (teniendo en cuanta que te cobran más de 40€ por cada uno de los entrantes). Esto es peor aún si se tiene en cuenta que los platos eran facilísimos de dividir (dos trozos de foie por un  lado y seis vieiras por el otro) y se los podían haber llevado a la cocina y divido sin ningún tipo de problema.

En cuanto a la comida, la primera decepción fue nada más abrir la carta, ya que no vimos ningún menú degustación (cosa que es lo que más se pide en restaurantes de este supuesto nivel a los que no se va  a menudo y donde se queire probar lo más posible de la cocina). Tras preguntar por el menú degustación nos comunicaron que los fines de semana no lo servían (¡¡¿¿¿???!!). Eso sí, la comida estaba muy buena (como no puede ser menos en un restaurante de ese supuesto nivel).

Comenzamos con el aperitivo, una Crema de Guisantes con Parmesano, Manzana y Berberecho, que estaba delicioso (y eso que odio los guisantes).

Como primeros compartimos los ya citados: "Pan Roast Duck Foie Gras, Green Apple, Almond, Spice Bread Crumble" (Foie de Pato a la plancha, Manzana Verde, Almendra, Pan de Especias crujiente) y "Castletownbere King Scallops, Cauliflower Three Ways, Confit Zest and Grapefruit Reduction, Citrus Seasoning" (Vieiras de Castletownbere, Coliflor en tres estilos, Reducción de Ralladura confitada y Pomelo, Aderezo cítrico) que, tras el lamentable servicio, resultaron ambos muy buenos.

De segundo mi pareja se pidió el "Saddle of Young Farm Rabbit, Salsa Verde, Carrot, Lemon, Fresh Herbs" (Lomo de Conejo joven de Granja, Salsa verde, Zanahoria, Limón, Hierbas frescas) y yo (por un error en la interpretación de la carta) el "Caramelised Veal Sweetbread, Cevenne Onion, Perfume of Bay Leaf, Roast Juices" (Molleja de Ternera Caramelizada, Cebolla de Cevenne, Perfume de Hoja de Laurel, )Jugos del asado). Ambos estaban muy buenos, incluso teniendo en cuenta que no me gustan las mollejas (sobre todo por sui textura), pero me la acabé comiendo entera (y no era pequeña) lo que dice mucho de su preparación.

De postre me tomé el "Exotic Soufflé of Passion and Banana, Tropical Minestrone" (Soufflé exótico de Maracuyá y Plátano, Minestrone de frutas tropicales), que estaba delicioso, pero que no era un postre integrado, era el soufflé por un lado y la minestrone en una copa aparte. Así, el soufflé estaba excelente y la ensalada muy buena.

Para acompañar la comida elegí de la carta de vinos (de precios desorbitados, por cierto) un vino francés, Domaine Crus. Minervoise Vielles Vignes 2008, uno de los más baratos de la carta y eso que superaba los 50€. Como digo, carta de precios infladísimos, ya que busqué vinos españoles de precio conocido para mi y estaban a casi el triple de lo que pueden costar en España en un buen restaurante (que ya tienen su buen margen habitualmente), es decir un verdadero atraco. Los vinos en Irlanda son caros, pero en este restaurante se pasan tres pueblos, es exagerado y no se puede justificar de ninguna manera.

Para finalizar dos cafés con sus correspondientes "Petit Fours" (dos tejas para cada uno, una de chocolate y otra con pistacho).

En fin, todo esto por un total de 290€ un precio desorbitado para esa cena. He estado en muchos restaurantes españoles de igual o incluso mejor nivel (que, por supuesto, no tienen dos estrellas Michelin ya que nos siguen tratando como siempre) en los que pagas mucho menos (en alguno hasta menos de la mitad). Sin ir más lejos el año pasado en El Celler de Can Roca (cuarto mejos restaurante del mundo) pagamos menos y fue una cena infinitamente mejor que esta...

Por cierto, otro "detallazo" que se me olvidaba... Para reservar hay que proporcionar el número de la tarjeta de crédito y si cancelas la reserva o reduces el número de comensales con menos de 36 horas de antelación te cobran 50€ por persona cancelada...

En fin, un sitio para NO tener en cuenta en Dublín.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local: 9

Comida: 9 

Servicio: 4

Precio: >120€/pers.

Ficha:

The Mermaid Café

Dirección: 21 Upper Merrion Street

Localidad: Dublín

Teléfono: 01 6764 192

Página Web: http://www.restaurantpatrickguilbaud.ie/

Días de cierre: Domingo y Lunes.

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

Autor: Pablo

making friends

saludo cordiales

Fecha: 10/09/2010 16:37.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris