Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Maridaje en Bodega Cigaleña (Santander)

20140806133931-botellas.jpg

El pasado jueves 24 de Julio llegamos mi pareja y yo a Santander para pasar el fin de semana (largo) de fin de fiestas. Tuvimos la mala suerte de llegar a la hora en la que todo el mundo va al Sardinero a ver los fuegos artificiales, así que entre que pudimos llegar a casa de mis padres, dejar las maletas, bajar a la zona (en coche porque era imposible aparcar) y aparcar se nos hizo tarde, así que nos dirigimos a la Bodega Cigaleña, donde estábamos seguros de que mi amigo Andrés nos daría de cenar aunque fueran ya pasadas las once de la noche. Tengo que decir que es la primera entrada de este restaurante, pese a que voy con frecuencia, pero es que cuando voy generalmente es con más gente y no tomo notas, pero esta vez fue fácil y al hacernos Andrés un maridaje he decidido ponerlo.

El local es una bodega de toda la vida, que abrió en 1949 el abuelo de Andrés y Juan Conde Laya (quienes la llevan actualmente). Lo que más llama la atención es la ingente cantidad de botellas que hay por todas partes (incluso por el techo) y la decoración de toda la sala en torno al vino. De hecho lo llaman "Museo de Vino" y lo que se puede apreciar en el pasillo de entrada es un "Cementerio de Vinos" donde hay vinos (que ya no se pueden beber como su nombre indica) como casi todas las añadas de Vega Sicilia, Château Mouton Rothschild, etc. Pero no sólo tiene esos vinos para ver, sino que tienen la mejor bodega de vinos de Cantabria y una de las mejores de España. De hecho, Andrés organiza muchas catas de vinos a las que acude gente de toda España. Además, es frecuente encontrarse con extranjeros que vienen al reclamo de la fama enológica del local. La única pega que se le puede poner al local es la cercanía de las mesas, pero siempre ha sido así y es hasta parte del encanto del local. Por cierto, que tiene un par de reservados para el que quiera organizar alguna comida más privada.

El servicio lo encabeza Andrés, reconocido sumiller, y lo completan camareros de toda la vida lo que hace un servicio estupendo. Como además a osotros nos conocen y nos vienen a saludar y a dar "palique" pues mejor que mejor.

Para comer, como casi siempre, no quisimos ni mirar la carta y nos fiamos de las recomendaciones de Andrés, de las que elegimos unas Almejas a la sartén para empezar, un Tataki de Bonito (estamos en temporada y hay que aprovechar) y un Entrecot fileteado, todo para compartir. Estaba todo muy bueno, como siempre.

Para beber, le dije a Andrés que me trajera lo que quisiera y decidió hacernos un maridaje de vinos (opción que nunca había probadio aquí y que según nos contó poca gente de Santander opta por la misma, cuando es una muy buena forma de probar varios vinos y además acompañar la comida con el caldo adecuado para cada plato). Con las almejas nos puso unas copas de Benjamin Leroux Bourgogne Blanc 2011, muy rico y que iba perfecto. Con el Tataki un vino sorprendente, de la región francesa de Jura, Domaine de Montbourgeau L’Etolie 2010, que en nariz parece un Jerez, pero que en boca no lo es tanto. Nos explicó que este tipo de vinos (Jura, Jerez...) son los más adecuados para maridar comidas de estilo japonés con pescados crudos, picante etc., ya que dicha comida te "bloquea" la boca y son los vinos más apropiados, aunque la gente no se atreva con este maridaje. Tomamos nota para futuras experiencias. Con el entrecot nos puso un tinto canario, La Solana 2012, D.O. Valle de la Orotava de la Bodega Suertes del Marqués, un vino elaborado con la uva autóctona Listán Negro y que acompañó la carne a la perfección.

De postre tomamos un Hojaldre que nos acompañaron con un par de trufitas heladas y que acompañamos con un vino portugués, en concreto de la D.O.P. Madeira, Barbeito "Rainwater" Medium Dry 5 Years Old. Delicioso.

Para terminar, dos cafés.

Al final, junto con una botella de agua, el precio fue de 86.50€.

En resumen, local indispensable para los amantes del vino en Santander, en el que comer no es tan caro como puede parecer viendo los precios de la barra (algo caros para la zona, aunque la barra siempre está llena, por algo será), si no te pasas con el vino, claro. Lo mejor es pedir consejo a Andrés sobre los vinos (no te "clava" vinos caros si no se lo pides) a no ser que se tenga claro lo que se quiere tomar. Por cierto, que tienen un plato de cuchara diario a un gran precio si alguien quiere ir y no gastarse mucho.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local:  8

Comida:  8

Servicio:  9.5

Precio:  30-60 €/pers.

Ficha:

Bodega Cigaleña

Dirección:  Daoiz y Velarde, 19

Localidad:  Santander 

Teléfono:  942213062

Días de cierre:  Domingos y Lunes Mediodía

Página Web:  http://www.bodegacigalena.es/

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris