Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Or-Dago

20090406232354-or-dago.jpg

El pasado sábado fuimos a comer junto a otros tres amigos a este diminuto restaurante del que yo había odio hablar desde hace bastantes años y al que nunca había llegado a ir. Está situado en una calle paralela a la M-30 que sale frente a la plaza de las Ventas y tiene un parking concertado (al que pone como llegar en el reverso de las tarjetas del restaurante) pero que ninguno utilizamos. Comentar que es un restaurante de larga trayectoria, ya que lleva abierto desde 1980.

El local es muy pequeñito, con decoración clásica de temática vasca (no podía ser de otra forma), manteles de cuadros blanquiazules, bastante acogedor en conjunto. Pese a ser tan pequeño las mesas no están excesivamente juntas y resulta un agradable comedor.

El servicio fue muy bueno, desde el amable jefe de sala (Andoni, hijo de los fundadores del establecimiento) a las simpáticas camareras que nos atendieron a la perfección en todo momento.

En cuanto a la comida, entre la ojeada a la carta y, sobre todo, las recomendaciones del jefe de sala, compartimos para comenzar una Ensalada de Mollejas de Ternera (al parecer estaban muy buenas las mollejas, yo probé una por ver, ya que no me gustan, y la verdad que es la que menos me ha disgutado de las que he probado...), unas Anchoas al Horno (riquísimas, muy bien hechas y con una fritada de ajos y guindillas por encima), y dos de los revueltos, el de Bacalao y el de Setas, ambos fabulosos.

De segundo plato tanto José Antonio como mi pareja pidieron Lengua de Ternera Rebozada que, al parecer también estaba muy buena, Shirco se decantó por la Manita de Cerdo Rellena (creo recordar que de mollejas), que también le gustó mucho, Domin pidió el Bacalao Or-Dago (que es como al pil-pil, pero con pimientos y tomate, creo recordar) y yo me decidí por la Meluza Or-Dago, que consiste en unas (¡tres!) rodajas de merluza rebozada con una salsa de tinta de chipirón. Fabuloso (y eso que yo no soy muy de merluza, porque me parece un pescado bastante insulso). Todas las raciones muy grandes y muy buenas.

Como vino elegí de la clásica carta de vinos un D.O.C. Rioja, Remelluri Reserva 2004  (aunque en la carta decía que era de 2003, por lo que salimos ganando)que estaba realmente bueno, y a un precio de 29,50€, precio digamos que correcto. El gran fallo de este restaurante estuvo aquí, en el vino, ya que te lo sirven en vasos "de chiquito" (vasos anchos como los de sidra, pero mucho más bajos) y esa no es forma de beber un vino medianamente decente (o un muy buen vino como era el caso). No creo que dotar al restaurante de unas copas decentes para el vino sea muy costoso para un restaurante tan pequeño y son detalles que dicen muy poco de un restaurante, por muy clásico que sea. Además, te sirven el vino sin dártelo a probar primero, simplemente abren la botella y la dejan en la mesa, detalle que también deberían mejorar.

De postre Shirco de decidió pr el Arroz con Leche, Domin por la Cuajada y José Antonio y yo por la Leche Frita. Todos muy buenos.

Para rematar, y tras los correspondientes cafés (un par de cortados y una infusión) nos tomamos unos "copazos", Domin su clásico whisky de malta (Macallan 12 años), José Antonio y Shirco un Ron (Pampero Aniversario) con Coca-Cola y yo un Gin-Tonic de Hendricks, ginebra que no había probado, que me sirvieron (tras consultarme si lo prefería así o con limón) con la correspondiente rodaja de pepino y que estaba bueno, pero creo que no lo volveré a pedir con pepino, ya que sabe demasiado a pepino sobre todo al final, así que la próxima vez será con rodaja de limón...

Todo esto (junto con un cuatro cervezas y un vermut de aperitivo y una botella de agua) por 301,60€, un precio bastante bueno si tenemos en cuenta que incluye ronda de aperitivos y de copas.

En resumen, un muy buen restaurante de comida tradicional vasca en Madrid, con raciones muy abundantes (el sábado no cené). Sólo deberían mejorar el tema del servicio del vino (cosa que es lo que empeora la nota del servicio).

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local: 7.5

Comida: 8.5

Servicio: 7.5

Precio: 40-60€/pers.

Ficha:

Or-Dago

Dirección: C/ Sancho Dávila, 15

Localidad: Madrid

Distrito: Salamanca

Metro: Ventas

Teléfono: 913567185

Página Web: http://www.restauranteordago-madrid.com/

 

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

gravatar.comAutor: Pablo

Corrije anchos por anchoas, esalada por ensalada y aso por lo que sea !!!!!

Fecha: 06/04/2009 22:38.


gravatar.comAutor: Cachorro

Corregido, gracias

Fecha: 06/04/2009 23:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris