Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante La Paloma

20090422080233-la-paloma2.jpg

El viernes pasado sábado fuimos a cenar los tres de siempre y acabamos en este restaurante en el que ya habíamos estado los tres, aunque con diferentes resultados: a José Antonio no le había gustado demasiado mientras que a mi pareja y a mi nos gustó aunque fue hace varios años (poco después de que perdieran la estrella Michelin que les otorgaron en su día). Como nos lo había recomendado una fuente fiable decidimos probar de nuevo en este ya clásico de la restauración madrileña (fue fundado en 1992, tras abandonar el cocinero Segundo Alonso y el maitre Mariano Ávila el prestigioso, y cercano, restaurante El Amparo). Como curiosidad, el nombre no es por lo castizo que suena, sino el resultado de juntar el comienzo de los nombres de las hijas de los socios fundadores (PAtricia, LOrena y MArta).

El local está decorado elegante, pero muy clásico, al igual que el uniforme de los camareros (con chaquetilla y pajarita). La separación entre mesas es suficiente. Poir cierto, cosa importante en esta zona, tienen servicio de aparcacoches.

El servicio excelente, siempre atentos y serviciales, dando correctas explicaciones a las dudas que nos presentaba la carta y con un ritmo de servicio perfecto, ni lento ni rápido, y con los tiempos de espera justos entre plato y plato, y muy agradables en general durante toda la velada.

En cuanto a la comida, que podemos calificar de clásica aunque fuese moderna en su momento, estaba todo perfecto. Los puntos de cocción perfectos, las salsas en su punto, los platos muy bien ejecutados en su conjunto. Para comenzar nos pusieron unos "hojaldritos" de queso que estaban muy buenos y un poco de mantequilla para untar en pan (todo un clásico una vez más). Por cierto, quiero comentar que disponen de medias raciones en la mayoría de los platos, por si se desea probar más cosas en menor cantidad.

Para comenzar compartimos dos raciones: Colmenillas rellenas de Foie con salsa de Trufa (excelentes, plato que estaba fuera de carta) y unos Erizos de Mar Gratinados con huevo de Codorniz que estaban sencillamente espectaculares. Los tres somos "fans" incondicionales de los erizos y éstos estaban entre los mejores que yo he probado. Tanto es así que le preguntamos al jefe de sala cómo los hacían porque nos entusiasmaron a los tres.

De segundo plato, tanto José Antonio como Marta se decidideron por las Manitas de Cerdo Deshuesadas con salsa de Trufas (las probé y estaban muy buenas) y yo pedí el Rape Relleno de Centollo sobre verduras (que hábilmente aparté) y salsa de marisco. Punto perfecto en el pescado y combinación muy sabrosa del, ya sabroso, rape con el centollo. Tras los segundos platos nos trajeron un "zumo de cítricos" que nos tomamos aunque, para mi gusto, sabía demasiado a pomelo.

Todo esto, acompañado por un vino que elegí de la (también clásica) carta de vinos, D.O. Montsant, Castell de Falset 2002, vino que en un principio no me gustó mucho dada su extrema acidez (estuve a punto de devolver el vino) pero que se fue abriendo y al final resultó bastante agradable. En cualquier caso, habría que haber decantado este vino para que se oxigenase antes.

De postre, José Antonio y yo compartimos la Tarta fina de Hojaldre y Manzana (que hay que pedir al principio de la cena ya que tardan en hacerla 45 minutos) y las Filloas rellenas de Crema de Canela con Sorbete de Orujo. La tarta estaba buenísima (de las mejores que he probado) y las filloas también estaban muy buenas (incluso el sorbete de orujo estaba bueno, y a mi no me gusta el orujo).

Como colofón un par de cafés (con sus correspondientes "petit fours").

Todo, junto con dos botellas de agua, por 206,47€, un precio digamos que correcto para esta cena.

En resumen, un clásico que sigue en gran nivel (en una zona difícil además, dada la proliferación de restaurantes de nivel en los aledaños), en el que da la impresión de que siempre quedas satisfecho.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local: 8

Comida: 9.5

Servicio: 9.5

Precio: 60-80€/pers.

Ficha:

La Paloma

Dirección: Jorge Juan, 39

Localidad: Madrid

Distrito: Salamanca

Metro:  Velázquez - Príncipe de Vergara

Teléfono: 91 5768692

Página Web: http://www.rtelapaloma.com/

Días de cierre: Domingos y  festivos.

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris