Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Midnight Rose

20090513232625-midnight-rose.jpg

El pasado sábado salimos a cenar con una visita (una prima de mi pareja que se iba de viaje y hacía "escala" en casa) que teníamos. Como empezamos a buscar a última hora no pude encontrar sitio en algunos sitios que ya conocíamos, y buscando encontré este restaurante que ya tenía apuntado y en el que sí nos dieron mesa para cenar pronto. Este sitio al parecer es frecuentado por bastantes famosos, aunque nosotros no vimos nunguno, y cuenta con el reclamo de su jefe de cocina, Jaime Renedo, del afamado (y con razón) Asiana.

El restaurante está situado en el hotel ME Madrid, en la Plaza de Santa Ana, y lo ha montado el "Gerber Group" (compañía del marido de Cindy Crawford) junto a la terraza de la azotea (The Penthouse).

Al entrar te encuentras con el "Lounge", que es un bar de copas con sofás y decoración similar al restaurante (excepto por las tres cabezas de toro que han dejado como homenaje al anterior hotel situado aquí, El Hotel Victoria, más conocido como "El hotel de los toreros") con música a un volumen no excesivo para un bar de copas pero sí para un restaurante. El restaurante está situado detrás de la barra y, afortunadamente, la música sólo llega allí como música de fondo (al menos en nuestra mesa que estaba la fondo del mismo). Al parecer en sus inicios debía estar más alta en el restaurante porque he leido quejas la respecto. La decoración es moderna y está realmente bien (está decorado por el diseñador de interiores Keith Hobbs) en tonos rojos y negros y con las sillas en blanco. Las mesas carecen de mantelería y tienen manteles (o bajo platos, ya que son rígidos) individuales. En conjunto está muy bien decorado para mi gusto. Tienen la cocina a la vista, como está de moda ahora.

El servicio fue bastante bueno, nos sirvieron con bastante rapidez y eficacia. Por poner un aspecto a mejorar, pondría que no toman nota de que comensal ha pedido cada plato, por lo que preguntan al cambiar la cubertería. No es que me moleste, pero no cuesta mucho tomar nota de ello y da sensación de mucho mejor servicio.

La comida estuvo bastante bien. No es espectacular, pero los puntos de cocción estaban bastante bien y las combinaciones de sabores me gustaron en general. Para comenzar compartimos unas Croquetas de Boletus (buenas, sin más) y unos Langostinos Salteados en Tequila con Arroz Cremoso de Coco y Mango, que estaban bastante buenos. El arroz tenía un sabor curioso (de la combinación de coco y mango no resuta ningún sabor familiar), pero a mi me gustó mucho, claro que a mi me guta el coco.

De segundo plato mi pareja pidió el Tataki de Atún (no recuerdo exactamente con que iba acompañado) que al parecer estaba bueno y su prima y yo nos decantamos por el Secreto de Ibérico con Patata Trufada y "nosequemás" (era una salsa de frutas con mango y alguna cosa más), que estaba realmente bueno. El mejor plato de los que probé.

De postre mi pareja no tomó postre, su prima tomó la degustación de sorbetes y helados (cuatro sabores que no recuerdo) y yo me pedí la Esponja de Frambuesa con Chocolate Blanco Especiado y algunas cosas más (últimamente ando mal de memoria), que estaba simplemente bien. Dado el rimbombante nombre esperaba un postre más logrado, pero bueno...

Todo esto lo acompañamos de un vino D.O. Somontano, Viñas del Vero Merlot 2003 "El Ariño", que elegí de la corta y carísima carta de vinos. Este vino ya lo había probado antes y no está nada mal, pero tenía un precio de 22€. Deberían bajar un poco los niveles de precios de los vinos porque además no tienen una carta tan larga (ya digo que es más bien corta) como para justificar unos precios tan altos.

Para finalizar un café cortado para mi y una infusión (Té blanco coon pera, creo recordar) para mi pareja. El precio total fue de 120,51€, un precio que no está nada mal para esta cena. Eso sí, reitero quye deberían bajar el precio de los vinos.

En resumen, un buen sitio para cenar, aunque la zona está llena de restaurantes. Además te puedes tomar una copa allí mismo (aunque no tiene pinta de que las copas sean baratas) si quieres o salir a la plaza de Santa Ana o la cercana calle Huertas a "tomarla" por allí.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo)

Local: 8.5

Comida: 8.5

Servicio: 8

Precio: 30-50€/pers.

Ficha:

Midnight Rose

Dirección: Pza. Sta. Ana, 14

Localidad: Madrid

Distrito: Centro

Metro:  Antón Martín - Sevilla

Teléfono: 917016 020

Página Web: http://www.memadrid.com/MidnightRose.html

Días de cierre: No Cierra.

Enlace al Mapa 

Comentarios » Ir a formulario

gourmet

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris