Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Restaurante Entredós (León)

20140516152934-entredos-p.jpg

El pasado viernes día 2 de Mayo fuimos a cenar a este restaurante porque Tomi, prima de Marta, insistió en invitarnos para probarlo (es de reciente apertura) y porque conoce a los dueños. Al parecer los dueños tienen un restaurante de comida tradicional (La Fábrica) y el hijo, Óscar Fernández, estudió cocina y ha trabajado para cocineros de renombre como Joan Roca, Martín Berasategui o Arzak. Ahora abre este gastrobar junto a su hermana Janire (imagino que el nombre viene de ahí).

El local es grande, con una zona de mesas a la entrada una barra a la derecha (con unas llamativas lámparas de cristal), la cocina a la vista al fondo y la derecha otra zona de mesas que da paso a los comedores. A nosostros nos sentaron en el primer comedor, grande y espacioso, aunque hay otro que parece más pequeño al fondo. La decoración, a cargo de la leonesa Pilar Bardónes bastante recargada. No hay un sólo hueco donde no hayan puesto algún elemento decorativo, sean lámparas, espejos, unas puertas de armarios hechas con frentes de cajones, lo que parecen cajones hechos con maletas antiguas adosadas a la pared... Como digo, de todo. Un poco extraño si tenemos en cuenta que hoy en día se tiende más a la decoración minimalista que a este otro estilo. Y no es que sea feo, sino que es raro ver un sitio así. Sin duda la decoración dará que hablar en León, no me cabe duda (de hecho, ya hubo gente que nos dijo que les habían hablado del sitio, destacando sobre todo la decoración). Lo que más me gustó son las lámparas del comedor.

El servicio fue lo peor de la velada. Y no porque los camareros fueran malos, sino porque no están rodados lo suficiente. Para empezar da la impresión de que han traído gente del asador de los padres porque son mayores de lo que acostumbran a ser los camareros de un local moderno y experiencia se ve que no les falta, pero no en un sitio como este. Para empezar, la amable camarera nos comentó que tenían una serie de menús y no dijo cómo estaban conformados (la estructura de los mismos, no el contenido), como esperando a que le pidiésemos uno y no hacer nada más. Como nos dijo que tenían uno especial ese día que lo conformaban "tres verduras, dos pescados, dos carnes y un postre" yo obviamente pregunté qué verduras eran, porque dado que digamos que odio las verduras no quería un menú a ciegas con ese enunciado, sobre todo porque al preguntar por la carta nos leyó una serie de platos entre los que ¡no había una sola verdura!. Se fue a la cocina a preguntar y nos dijo los tres platos, que como se verá después, en realidad no eran de verduras ninguno. Finalmente decidimos pedir el citado menú, pero pensábamos que no había carta en el local (ya que no había hecho no amago de traérnosla) hasta que llegaron unas señoras mayores a comer en una mesa cercana y como no les consiguió "colar" ningún menú, ¡les acabó trayendo la carta! en mi opinión la carta te la tienen que dar nada más sentarte, con los citados menús descritos ahí, aunque luego tengas que preguntar al camarero, porque siempre es bueno ver la composición de la carta. En fin, espero que mejoran este aspecto porque da muy mala imagen para el nivel que le quieren dar al restaurante. Después el servicio fue bueno, atento y amable, pero al comienzo de la velada estábamos estupefactos.

En cuanto a la comida, como comenté antes pedimos uno de los menús que finalmente se compuso de lo siguiente:

  • Musaka a nuestra manera (Berenjena con Queso de Cabra y Miel)
  • Puerro de Sahagún
  • Melocotón con Menta y Ajo negro
  • Arroz Cremoso de Rape y Cebolla
  • Merluza
  • Rabo de Toro y Espuma de Patata
  • Magret de Pato
  • Postre (¿Chocolate en texturas?, no lo recuerdo bien..)

Buen menú, especialmente el Puerro y el Arroz para mi gusto. Preparaciones sencillas pero eficaces. Las combinaciones más raras como la del melocotón con la menta, bastante conseguidas. Raciones abundantes, nos costó acabar con todo...

Para acompañar tomamos un vino que ya conocíamos y que Tomi no conocía aún siendo de la tierra, Pétalos del Bierzo 2012, D.O. Bierzo y que estaba un precio de 24€, digamos que correcto, aunque estando en León tampoco me pareció barato.

De la cuenta no puedo decir nada porque nos invitó Tomi.

En resumen, nuevo sito en León con grandes posibilidades. Eso sí, deben arreglar el tema del servicio con urgencia, ya que no es propio del nivel de restaurante que pretenden ofrecer. Todas las críticas malas que he leído sobre este sitio se refieren a lo mismo, el servicio en sala.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local:  8

Comida:  9

Servicio:  4.5

Precio:  20-40 €/pers.

Ficha:

Entredós

Dirección:  Padre Arintero, 10

Localidad:  León 

Teléfono:  987090333

Días de cierre:  ¿? (He sido incapaz de encontrar esta información)

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris