Facebook Twitter Google +1     Admin




Debido al mal funcionamiento de Blogia y al inexistente soporte técnico me veo obligado a trasladar este blog a otra plataforma. Los nuevos artículos se publicarán en http://elrisuenojabali.blogspot.com.es

Mientras Blogia siga activo se podrán consultar las entradas antiguas aquí, y también se podrá acceder a ellas mediante búsquedas desde el nuevo blog así como desde los mapas. Si desea continuar navegando por dichas entradas, pulse "Cerrar". De lo contrario pulse en el enlace al nuevo blog.



Cerrar     Ir a nuevo Blog

Green Tea Sushi Bar

20140721104748-green-tea-p.jpg

El pasado Viernes 11 de Julio fuimos mi pareja y yo a probar este restaurante (bueno, en realidad lo denominan sushi bar). Lo elegí porque lo acababan de poner como novedad en ClubKviar y aunque todavía no tenía ningún comentario tenía muy buena pinta (los sitios de clubKviar no suelen fallar). Además, escamado por la dirección busqué en internet y comprobé que era un local abierto dentro del hotel Palace.

El local es pequeñito, de forma triangular y se acomoda en un hueco que creo ocupaba antes alguna tienda. Por si alguien conoce el Palace, queda a la izquierda segú se entra hacia la rotonda, justo enfrente de la tienda de Loewe (que pijo, ¿No?). Está decorado muy bonito, aunque tiene un pero: las mesas (que son muy chulas) son incómodas, ya que tienen la parte bajo el tablero muy baja y han tenido que poner unas sillas bajas para que las rodillas puedan entrar bajo la mesa, lo que hace que la superficie de la mesa quede demasiado alta para mi gusto, lo que le resta nota al local.

El servicio fue bueno. El jefe de sala nos recomendó un buen vino, y el resto del servicio fue atento y discreto.

En cuanto a la comida, tienen una carta digamos curiosa. La parte de entrantes no tiene nada que ver con la comida japonesa, ya que lo que tienen es Jamón Ibérico, Mojama y Salmorejo así como un apartado de tostas típicamente españolas, imagino que debido a la cantidad de "guiris" que se alojan en el hotel, pero es un tanto desconcertante. Nosotros decidimos pedir cosas japonesas (o casi) y compartimos lo siguiente:

  • Tiradito de Lubina y crema de Ají amarillo
  • Sashimi de tres variedades (que fueron Atún, Salmón y Pez Mantequilla)
  • Tartar de Salmón, Pera Nashi y aliño de yuzu
  • Niguiris de Snow Crab y Wasabi Mayo
  • Niguiris de Besugo (fuera de carta)

Toda la comida estaba muy buena, con materiales de excente calidad y buena preparación y presentación. De postre me pedí (de las dos opciones que me dieron) un Cheescake de Limón, que estaba símplemente correcto.

Para acompañar pedí recomendación sobre los blancos de la carta y el jefe de sala me recomendó un vino de uva Godello, D.O. Valdeorras, Louro 2013, que nos vendió como "el hermano pequeño del mejor blanco de España en 2013", es decir el afamado (y carísimo) As Sortes, de Rafael Palacios. La verdad es que estaba buenísimo, pero un pelín caro creo yo, 25€.

Y todo esto, más un café y un gin tonic de Citadelle con Schweppes (no tenían Fever Tree según el camarero "por falta de espacio donde guardarlas") por 91,77€. Un buen precio (recuerdo que incluye el descuento de Clubkviar) para una buena cena.

No se si volveremos, porque realmente hay otros japoneses que me gustan más en Madrid, pero con descuento no es una mala opción ni mucho menos. además los viernes y sábados cierran a las 2:00, con lo que puede ser una buena alternativa para una cena tardía.

Para terminar, puntuaré (0 mínimo - 10 máximo):

Local:  7

Comida:  9

Servicio:  9

Precio:  25-45€/pers.

Ficha:

Green Tea Sushi Bar

Dirección:  Plaza de las Cortes, 7 (Hotel Palace)

Localidad:  Madrid 

Distrito:  Centro

Metro:  Banco de España

Teléfono:  914291457

Días de cierre:  No cierra 

Página Web:  http://es-es.facebook.com/pages/Green-T/1498088323738680

Enlace al Mapa

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris